POESÍAS

sábado, 7 de octubre de 2017

Beatriz Teresa Bustos

Nacida 5/12/50.
Reside en San Francisco, Córdoba 
Socia de la Sociedad Argentina De Escritores, filial San Francisco.
Libros como edición de autor:·
*Versos Sencillo – 1995 /·
*Exilio Interior -2003 /·
*Lobezna Dramaturga – 2005/ ·
*Beberse el último sorbo de las sombras. -2006.

Libros por editorial: ·
*Sin testigos -diciembre 2012 – ISBN: 978-987-1588- 86-2 , Ediciones Mis Escritos- Buenos Aires, Argentina
*·Yo. Vasija -agosto 2015 (poesía)- ISBN: 978-987-1977-93-22014- publicado por Editorial Mis Escritos, Buenos Aires Argentina.
*Sonoro silencio -2016-(poesía y prosa) ISBN:978-987-33-9792-9, impreso en “La imprenta digital SRL2, Florida, Buenos Aires Argentina.
*Vestida de mortaja -enero 2017(relatos)- ISBN: 978-987-42-2332-6, impreso en “La imprenta digital
SRL”, Florida, Buenos Aires Argentina.
*La nada de todo -abril 2017 (Poesía)- ISBN: impreso en “La imprenta digital SRL2, Florida, Buenos Aires Argentina.

*ANTOLOGÍA POÉTICA, ISBN: 978-987-42-7344-4 (Exilio interior 1995, Lobezna dramaturga 1996, Beberse el último sorbo de las sombras 2005) “La imprenta digital SRL2, Florida, Buenos Aires Argentina, abril .2018.

Ha participado en más de 120 Antologías, y posee numerosos Premios, y Menciones en Poesía, Cuento y Haiku en:
Alhaurin El Grande: (Málaga); Otxarkoaga (Bilbao); BarcelonaMadrid y Valencia de España.
Montevideo (Uruguay).
Jalisco-Guadalajara (México).
Tumbes (Perú).
Tortona (Italia).
Caracas, (Venezuela)
Miami (Florida, EEUU).
Cochabamba (Bolivia)
República Dominicana.

Recibió DISTINCIÓN MUNICIPAL por su aporte a la cultura- 1997
Recibió RECONOCIMIENTO a la trayectoria literaria y cultural, por Periódico interprovincial “VIVENCIAS”- Las Varillas – Córdoba a través de sus “Tertulias Literarias Regionales” 5-12 2007
RECIBE DISTINCION de API (ARTISTAS Y PENSADORES INDEPENDIENTES) por su Obra y su aporte a la Cultura- en el marco de la FERIA DEL LIBRO 2011, Ciudad de Córdoba -Argentina - 9 de septiembre 2011
Reconocimiento a la Trayectoria Literaria otorgado por “Embajadoras de la Palabra” , acto que se realizó en la Sala Leonardo Demaría de calle Córdoba 400 de la Ciudad de Bell Ville Córdoba Argentina, el día 14 de enero 2017 





SIN TESTIGOS

Fragmentos de palomas arriban
desde el límite del alba,
vienen a nutrirse de mi cuerpo,
noble pan para su día.
Ya sujeta la rebelión del pecho,
siento que una ventisca de máscaras
ha comenzado,
sin darme tiempo de poner al reparo
el asombro del espejo.

Cuál mujer seré hoy…
La del aullido,
la fecunda,
la sombría,
la aromada.
Sin testigos palpo mi cuerpo
y miento que estoy.
La memoria escarba sus resabios.
Intenta encontrar su razón y desafiarme.
Los muros desgranan la prima hora,
libertos de su espejismo.
Yo, profética,
surjo de la mediocridad del silencio,
emancipada de lo providencial y lo terreno.

¿Alcanzaré el crepúsculo
sorteando signos e imágenes de fuego?



APARIENCIAS

EL ave de oro,
con su pico de cristal
bosqueja la caza
del rostro de la que soy
y de la cual no puedo fugarme.
Me incita con sus alas en desangre,
a salir del refugio
e ir al encuentro de su esplendor,
desamarrada
mi piel de las pasiones.
Acecha.
Se agazapa en las cornisas
de mis ojos y juega
a descifrar el acertijo de las lágrimas.
Lágrimas que jamás se desbordan,
que respetan la orilla,
que limitan,
que prefieren anegarse,
que jamás se animan a besar la playa.
Lágrimas que no cesan de libarme,
y es fallido mi intento de sobornarlas
con brasas de su propia hoguera.
De memoria conocen las máscaras
y dónde el cubil del lenguaje que destierra.

Aguardar en secreto,
hasta que mi silencio escriba
sobre un pentagrama de pájaros
las horas auténticas,
para dejarme ir (yo misma)
sin despedirme,
de la que soy en el espejo.

Es la mujer del espejo
-la inhabitada-
la que se niega a creer,
que hay momentos
que jamás regresan.



AVE DE CRISTAL

No me atrevo a descifrar el calendario.
Exhala recuerdos y proyecta temores.
En sus celdillas liba el acertijo.
Es ciego cazador.
Vigila la pupila esclava
y en su cubil de sombras trama el equilibrio
del instante sobre instante.

Amarga soledad la de su daga
que troza la huella irrepetible
y cincela su edad en los anales.
Es vano mendrugo,
no alimenta a la hambruna de la carne,
ni le agrega más brazas a la sangre.
Cuando las vivencias y la piel arden,
las cenizas lamen su mezquino cetro.
Es sólo un suspiro en el tiempo.

Ave de cristal. Umbral del orbe.
Retoña tu escritura
en la impiadosa lengua de tu especie.

Pero no puedes retener al Ser en tus jardines,
ni bajo tus soles.
Siempre.
Siempre.
A la mano abierta de la Aurora emigran los nombres.


TIEMPO

Inexorable
me despoja
de la frescura sin consultarme.
Mi identidad y memoria
son aves que inauguran cada día
pausas para hallarme,
con raíces de cristal.
Temerosa de la caída,
del fulgor de las agonías.
Del ritual de mi carne
que no cesa en oponerse,
al signo manuscrito
de la imagen agotada.
Piel sobre piel, falsificada,
en las luchas del semblante
y es vano el intento del espejo
por restaurarme al final del día,
en su profecía frágil.
Dormirme conciente de que él,
llena su copa con mi savia
y embriagado me conjura
a enmascararme de aromas.
Disfrazar el hueco de la rosa
y consolarme
con los artilugios del huso,
que deshila las sierpes arracimadas
en rededor de los ojos y los labios.
Rito que alimenta la magia
de hermosearme en un relámpago.
Ser ave asombrada
al descubrir que el tiempo
no se detiene por mi quietud.
Que avanza...
Inexorable.